6 de septiembre de 2012

It's a kind of magic... (I)

La magia es poderosa.
Punto final.



No importa donde estés. Si sos de Poniente, de Rávnica, o si podés viajar por la Puerta de la Muerte hacia otros mundos. Si la magia te acompaña, tenés una aliada poderosa. La magia, dependiendo de donde leas, tiene diferentes propiedades. Pero todo confluye en una constante... años de estudio. Para ser un hechicero de mediano renombre, tenes que avocar toda tu existencia a esa búsqueda de conocimiento incesante. Ojo, nunca en vano. Las recompensas siempre son cuantiosas. El poder... todo vuelve al poder. Porque con poder, viene todo lo demás.

En mis viajes literarios, me he encontrado con toda variedad de hechiceros. Desde Marten Broadcloak hasta Zifnab... pasando por Merlín y deteniéndonos levemente en Severus Snape, la magia los toca a todos de maneras muy particulares. A veces se le dice "Glammer" o tiene un nombre más contundente y rotuloso como "Encantamientos" Conjuros, instantáneos (denominaciones de Magic, the Gathering) nos hablan de la velocidad que un hechizo puede alcanzar. El repertorio de un hechicero es como un arsenal, cada arma tiene su uso... y su oportunidad.


Por ahora, esto es lo que más importa.
"La oportunidad"


En la próxima entrega, voy a intentar condensar todo esto en como yo percibo la magia en la novela.

Saludos,
Nate

2 comentarios:

elcactushorrible dijo...

El que quiere, puede dicen.. entonces, si puedo, tengo esa cosa que dicen poder.. si tengo poder, significa que puedo hacer magia después de todo?

Nate River dijo...

La magia no solamente está en las grandes demostraciones de maestría...