30 de noviembre de 2012

Break #3

-Che, no seas así que me enamoro... siento como que te conozco de toda la vida

-No seas bobo... yo te veo cuando crees que estoy dormida. Vos estás enamorado de la novela. De cada palabra, cada verso. De cada frase y de cada personaje. No podés tener una amante y una esposa a la vez. Sos demasiado noble para eso... y aunque yo podría soportarlo, sé como vas a terminar

-Pero... esta novela ya termina. Creo que voy a poder hacerte un espacio...

-Nada termina, nada nunca termina. Y a esta le van a seguir otras. De ambas cosas estoy segura...  te quiero mucho, pero te conozco



Lo peor, además de que tiene sentido, es que tenés razón.

No puedo evitarlo...
 
Tenés razón... y no es una excusa para mí

4 comentarios:

M dijo...

Y lo dije todo sin una pizca de resentimiento. Espero que hayas entendido eso, Nate.
Te sigo queriendo igual :)

Saluditos
Marie

PD: Hoy venís ?

Nate River dijo...

Si, seguro. Dejé el bolso ahí, ¿no? Eso debería haber hablado por mí AJAJAJ

Yo también te quiero, pero eso no agrega, ni sustrae nada. Seguís teniendo razón.

M dijo...

Voy a tener que sombrear todos tus post? Me encanta que me leas la mente.

Nate River dijo...

Ja, yo acabo de darme cuenta la referencia a Manhattan. Moore hasta la médula.

Y no te leí la mente... especulé un poquitín.

Mea culpa :P